Asombroso

Dios quiere que veamos que no seamos incrédulos ante el poder de Jesús. 
Marcos 6:1-6