En Defensa de la Fe

Dios quiere que veamos que estamos llamados a ser miembros ardientes de la fe en amor a Él, nuestros prójimos y a su evangelio.