Tag: Navidad

Cantos navideños para evangelizar

La época navideña es una de las temporadas más esperadas por muchas personas. Las calles, plazas y centros comerciales se llenan de un ambiente alegre y festivo repleto luces, decoraciones y villancicos que pueden ser un excelente recurso para compartir el evangelio a otras personas.

Más allá de Blanca Navidad

Desde pequeños en las escuelas nos enseñan a entonar cantos como: Blanca navidad, los peces en el río, el burrito sabanero, Rodolfo el reno, los pastores a belén, etc., que, aunque tienen ritmos pegajosos y fáciles de recordar, se desvían por completo del propósito de la navidad, que consiste recordar que Dios se hizo carne para salvar a todos los que habríamos de creer en él.

Por esta razón hoy te comparto mi top 3 de mejores villancicos para evangelizar:

La Estrella – Evan Craft

Canto inspirado en: Juan 3:16, Lucas 2:1-51 y Gálatas 2:20.
Frases del villancico útiles para evangelizar

“Los pastores fueron a buscar y a adorar a Jesús”: La mayoría de las personas están familiarizadas con el hecho de que los pastores y los sabios del oriente fueron a adorar a Jesús. Puedes aprovechar este conocimiento de los no creyentes para profundizar en la historia de Lucas 2, resaltando que la narración no culmina ahí, sino que aquél bebé recostado en el pesebre creció y vino a la tierra a cumplir un propósito: Morir por nuestros pecados. En este punto puede ser útil explicar cómo es que el pecado nos separa de Dios.

“Vino a traer al mundo paz”: Jesús vino a traer paz a todas las personas que creyeran en él. Así lo menciona Filipenses 4:6-7 que dice: No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.

“Oh cuán grande amor tiene Jesús por mí pues vino a morir. No importó nuestra traición, él se entregó y desde entonces el nació en mi corazón”: Este es el coro de la canción que resume el evangelio en unas cuantas palabras, realzando la belleza del sacrificio de Jesús en la cruz y la manera en la que podemos ser salvos.

Gloria en las alturas – Jonathan y Sarah Jerez

Canto inspirado en: Miqueas 5:2, Lucas 1: 26-33 e Isaías 9: 6-7.
Frases del villancico útiles para evangelizar

“Siglos en oscuridad, esperando una señal, la promesa ¿Cuándo llegará?”: Esta frase es útil para explicar los 400 años de silencio en los que Dios no habló nada a su pueblo y los judíos se encontraban expectantes por la promesa de un mesías que liberaría a su pueblo. El silencio fue roto en Belén cuando nació Jesús.

“Aleluya, Gloria en las alturas, paz aquí en la tierra, un Salvador nació”: El hecho de que Cristo se haya encarnado debe ser un motivo de alegría y gozo, pues es sólo por medio de él que podemos tener acceso a Dios Padre y podemos disfrutar de una plena comunión con él. Todo esto es gracias a que vino a morir por nuestros pecados, dejándonos libres de culpa y haciéndonos justos delante de él.

“Admirable, Consejero, Poderoso, Príncipe de Paz, Padre Eterno, Con nosotros, Luz del mundo, Cristo, Emmanuel”: Cada uno de los nombres dados a nuestro Señor Jesucristo tiene un significado especial que exalta sus atributos y nos ayuda a conocerlo mejor.

Al mundo paz – La IBI

Canto inspirado en: Lucas 2, Salmos 32:1-2, Salmos 7:11 y Filipenses 2:10.
Frases del villancico útiles para evangelizar

“Al mundo paz, nació Jesús, nació ya nuestro rey”: Toda la Biblia trata sobre el Rey y su Reino. Con esta frase se puede explicar la importancia de tener a Jesús como nuestro Rey y la manera en la que él gobierna en nuestras vidas.

“Ya es feliz el pecador, Jesús perdón le da”: El Salmo 32 habla de lo dichosa y feliz que puede ser una persona cuando le son perdonados sus pecados. Esto sólo pudo ser posible cuando Jesús vino a la tierra a vivir la vida perfecta que nosotros no podíamos vivir y con ello tomar nuestro lugar en la cruz.

“Verá toda nación las glorias de su rectitud y de su eterno amor”: Esta estrofa puedes utilizarla para mostrar los atributos de Dios y la importancia de conocerlo por medio de su Palabra, ya que al leer la Biblia podemos saber realmente cómo es Dios.

Estos son sólo algunos ejemplos de villancicos puedes poner en tu casa, en tu carro o en tu negocio en esta temporada navideña y que servirán como herramienta para dar pie a una interesante conversación sobre el evangelio.

¡Recuerda que fuimos llamados a ser luz en medio de la oscuridad!

Autora: Brenda Pérez

Comparte el evangelio esta navidad

La temporada navideña es una de las épocas favoritas del año, de la mayoría de las personas, ya que es un periodo en el que aprovechan para salir de la rutina y pasar tiempo libre familiar en otras actividades. Por ello, es un gran momento para invitar a tus amigos a comer y recordarles el verdadero significado de la navidad.

Hace algunas navidades, unos familiares nuestros, que no son creyentes, nos invitaron a su casa para tener un tiempo de convivencia, acompañada de una cena rica. Fue una noche agradable y llena de anécdotas del pasado que nos llenaron de risa y, a su vez, de un sentimiento de nostalgia, al ver que la “fiesta navideña” ya no era como antes, pues varios de los nuestros ya no están en esta tierra.

La alegría de mi familia inconversa muy pronto se transformó en tristeza, al reflexionar lo corta y vacía que, para ellos, es la vida en la tierra. Sin embargo, este momento fue una oportunidad que Dios utilizó para que les compartiéramos la necesidad de reconocer nuestra fragilidad y condición pecaminosa, nuestra rebeldía contra Dios y para mirar lo que Jesús hizo en la cruz para restaurar su relación con nosotros.

La navidad es más que una “cena rica”

Aunque muchas cosas que hacemos en navidad no son pecaminosas, como tener una cena, en ocasiones nos afanamos y preocupamos más por esto, que por verdaderamente agradecer a Dios por enviar a su Hijo Amado a esta tierra, cuando no lo merecíamos (1 Juan 4:9-10). Por lo cual, es importante recordar que diversos versículos de la Biblia nos enseñan a vivir haciendo todas las cosas para la gloria de Dios (Colosenses 3:23) y no amando las cosas pasajeras de la tierra (1 Juan 2:15).

Podemos honrar a Dios en navidad, aunque no haya cena, pero no podemos tener una cena navideña, sin honrar a Dios. Sin que Jesús esté presente.

La navidad debe reflejar la imagen de Jesús

Que Jesús esté presente en nuestra celebración navideña no significa que debemos esforzarnos por agradar a Dios haciendo “buenas obras navideñas”, como darle de comer a una persona de la calle para “recibir la bendición de Dios”, repartir folletos evangelísticos a favor o en contra de la navidad para que miren nuestra “dedicación a Dios” o reprender el misticismo de los rituales navideños para que vean lo “santo que somos”.

Tener una navidad que honre a Dios significa que reflejaremos la imagen de Cristo todos los días, incluyendo la navidad (Romanos 8:29), pues como ciudadanos del Reino de Dios deseamos que el nombre de Cristo sea exaltado en todo tiempo (Romanos 14:78), por lo que podemos dar un regalo, cenar con la familia, cantar con amigos, abrazar a nuestros seres queridos, ayudar a nuestros vecinos o hacer cualquier otra cosa durante navidad, que no sea pecado, para la gloria de Dios.

La navidad nos recuerda el evangelio

No existe una temporada específica en la que la predicación del evangelio lleve más fruto que en otra, o en la que sea más eficaz hablar de Él, pues cada mañana son nuevas sus misericordias (Lamentaciones 3:22, 23), sin embargo, Dios en su soberanía ha permitido que durante diciembre, en diversas partes del mundo, se entonen himnos de adoración a Él y que se recuerde el nacimiento de Jesús. Por ello, sería necedad de nuestra parte no obedecer el mandato de hacer discípulos a través de recordar el evangelio durante esta navidad.

Comparte con tus seres queridos que Dios se hizo hombre, tal y como lo había prometido (Génesis 3:15), y por obra del Espíritu Santo, nació de una mujer virgen recibiendo el nombre de Jesús, el Hijo de Dios (Mateo 1:18-21). Voluntariamente entregó su perfecta vida al Padre, para recibir en una cruz la santa ira de Dios, que toda la humanidad merecemos recibir por pecar contra Él, el inocente por el culpable (Juan 19:17-19, 30). Con el propósito de que todos aquellos que se arrepientan de sus pecados y crean en Jesús como su salvador y Dios, puedan ser perdonados y volver a tener la comunión perfecta que había en un inicio (Romanos 5:8-11), gracias a que Jesús resucitó, y nos resucitará con Él para vivir junto a Dios por la eternidad.

Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado, y la soberanía reposará sobre sus hombros; y se llamará su nombre Admirable Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz (Isaías 9:6, LBLA).

Autor: Aldo Pérez

¿Cómo tener una mejor perspectiva de la Navidad?

Se acerca la Navidad y el fin de año, son fechas que a todos nos gusta. Pero no hay que dejar de recordar el verdadero significado de la Navidad así que reflexiona en las siguientes preguntas:

-¿Cuándo escuchas la palabra Navidad qué es lo primero que se te viene a la mente? Tal vez puede ser: regalos, compañerismo, vacaciones, comida, ponche, árbol, adornos o esferas.

Pero ¿Qué es lo que no deberíamos hacer en Navidad?…

Compras Compulsivas

Esto es algo que deberíamos evitar no solamente porque te va a salir más caro o te vas a endeudar, sino también porque debemos ser buenos administradores de lo que tenemos, sabiendo que nuestro dinero no es realmente nuestro (Mateo 25:30).

Tener nuestra prioridad en fiestas decembrinas

El estar adornando la casa, la comida, los regalos, la convivencia no es malo cuando es algo que no tienes como prioridad, pero si eso te tiene preocupado, si tiene toda tu atención, si no te deja dormir bien, es porque se ha vuelto una obsesión y le quita el lugar a lo que verdaderamente es la Navidad (Mateo 6:31-34).

Tal vez estés de acuerdo con lo que acabo de escribir, cuando escuchas la palabra “Navidad”. Creo que es una palabra que ha perdido el verdadero significado de lo que realmente es. Al menos para mí también significa descanso, vacaciones. Pero creo que la Navidad va mucho más allá de eso. ¿Qué es lo que la Biblia nos dice al respecto de eso?

Quizá ya hayas escuchado o leído la historia del nacimiento de Jesús y todas las señales que ocurrieron de que era el Hijo de Dios (Lucas 2:1-20). Pero me quiero enfocar en lo que dice Mateo 1:21 “Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”. ¿Leíste bien la última parte? “El salvará a su pueblo de sus pecados”. Esto no nada más es un nacimiento, es mucho más que eso.

-Es el cumplimiento de las profecías y promesas, y eso lo puedes ver a lo largo de las historias de la Biblia, (con Abraham, Moisés, Josué, Esdras etc.) que Dios es persistente en querer habitar con su pueblo y en ese momento se estaba cumpliendo con el nacimiento de Jesús, el Rey iba a habitar con su pueblo.

Es un rescate para nosotros

Jesús vino con el propósito de salvarnos, porque nadie más pudo hacerlo (a lo largo de la historia de la Biblia), tal vez si físicamente pero no espiritualmente, vino a cumplir la ley (algo que nosotros nunca podremos hacer), vino a enseñarnos cómo el ciudadano del reino de Dios debe de vivir. Imagínate que el Dios del Universo y de todas las cosas se haya humillado y haya venido a nacer a la tierra para salvar y buscarte a ti y a mí (Lucas 19:10). ¿Puedes ver que es más que un nacimiento, más una fiesta, más que vacaciones, regalos, compras, comida etc.? Ese mismo Rey que te creó en el vientre y que te escogió antes de que dieras tu primer aliento (Salmos 139:13-14), es el mismo Rey que dio su vida para salvarte, aún sin que tú lo conocieras y lo buscaras a Él.

Puedo seguir dando ejemplos y nunca acabaría, pero quiero que veas que hemos perdido de vista el verdadero enfoque (siendo yo el primero). Te pido que medites en esto y recuerdes qué es lo que el Rey ha hecho por ti. Tampoco quiero que me malentiendas y pienses que todo lo he mencionado sobre las vacaciones, compras y regalos esté mal- Pero eso no debe ser nuestra prioridad, sino el estar agradecidos con Dios por lo que ha hecho. El hecho de que viniera Jesús a la tierra no es para quedarnos de brazos cruzados, sino que ahora que nos ha salvado, nos ha dado un propósito y una tarea y estas fechas son buenos pretextos para anunciar lo que Dios ha hecho por nosotros. Continuemos expandiendo el reino de Dios en la tierra, dándole al Rey nuestra vida porque Él lo hizo por nosotros.

Autor: Alberto Pérez