Una Vez Más

Dios quiere que veamos que con la fe, Jesús puede saciar a multitudes.
Marcos 8:1-10